Será Interesante Para Usted

Prueba de biomarcadores de Parkinson podría ayudar al pronóstico, según un estudio

Respetamos su privacidad.

MARTES, 26 de agosto de 2013 - La proteína extraída del líquido espinal puede ser la clave para un mejor diagnóstico, tratamiento y prevención de la enfermedad de Parkinson, según un nuevo estudio publicado en JAMA Neurology.

Investigadores de la Perelman School of Medicine han relacionado las diferencias biológicas con síntomas específicos de este desorden neurológico. Los expertos esperan usar esta información para comprender mejor cómo las proteínas específicas pueden alterar el pronóstico del Parkinson y algún día desarrollar regímenes de tratamiento específicos de los síntomas.

Al comienzo del estudio, los investigadores recolectaron fluido espinal de un total de 102 participantes. Sesenta y tres tenían enfermedad de Parkinson temprana, no tratada, y 39 eran controles sanos. Los investigadores encontraron que, en comparación con los adultos sanos, los fluidos espinales de los sujetos con enfermedad de Parkinson tenían una composición química diferente.

Es difícil para los investigadores estudiar la patología del Parkinson, ya que es una afección neurológica. A diferencia del cáncer, donde las biopsias son rutinarias en las áreas afectadas, los investigadores no pueden examinar físicamente el cerebro. Pero de acuerdo con Todd Sherer, PhD, neurocientífico y CEO de la Fundación Michael J. Fox para la Investigación del Parkinson, este estudio proporciona información crucial sobre los cambios biológicos que ocurren en la enfermedad de Parkinson.

"El fluido espinal, que alimenta y baña el cerebro, proporciona a los investigadores una ventana a la información biológica ", dijo el Dr. Sherer. Por ejemplo, los investigadores en este estudio descubrieron una relación con la acumulación de proteínas en el líquido espinal y la presencia de síntomas de Parkinson.

"En los cerebros de las personas con enfermedad de Parkinson, hay cambios en la forma en que el cerebro maneja ciertas proteínas . Usted obtiene estos grupos de acumulación de proteínas en el cerebro a partir del líquido espinal ", dijo.

Disminución de la progresión del Parkinson

El Parkinson es un trastorno progresivo, lo que significa que se vuelve más severo con el tiempo. Actualmente, los médicos prescriben regímenes como agonistas dopaminérgicos y estimulación cerebral profunda para tratar los síntomas físicos, como los temblores. Pero a medida que la afección empeora, el tratamiento se vuelve menos efectivo y debe ser alterado.

Pero la progresión de la enfermedad de Parkinson puede variar ampliamente de paciente a paciente. Al evaluar las proteínas en los fluidos espinales, los investigadores en este estudio descubrieron diferencias importantes entre los sujetos. Los sujetos con Parkinson tenían niveles más bajos de biomarcadores proteicos beta amiloide, tau y alfa sinucleína en su fluido espinal. Los investigadores también vincularon concentraciones específicas de biomarcadores de proteínas con síntomas específicos de Parkinson. Por ejemplo, aquellos con concentraciones más bajas de tau y alfa sinucleína tenían una mayor disfunción motora. Y los pacientes con niveles bajos de beta amiloide y tau tenían más probabilidades de tener problemas de equilibrio e inestabilidad postural.

Comprender los biomarcadores del Parkinson puede ayudar a los investigadores a adaptar los medicamentos a los síntomas específicos del paciente. "Realmente podemos rastrear el tratamiento para frenar los cambios biológicos", dijo Sherer.

"Está preparando el terreno para una mejor comprensión del Parkinson, de modo que podamos desarrollar tratamientos para desacelerar la progresión de la enfermedad", dijo.

Una prueba de diagnóstico de Parkinson en el camino?

El estudio de hoy es parte de la Iniciativa de Marcadores de Progresión de Parkinson (PPMI), un estudio clínico observacional a nivel mundial encabezado por la Fundación Michael J. Fox para la investigación del Parkinson. Este estudio continuo a gran escala, iniciado en 2010 y considerado el primero de su tipo, se desarrolló para descubrir un biomarcador para este trastorno cerebral.

"Los biomarcadores de la enfermedad de Parkinson como estos podrían ayudarnos a diagnosticar a los pacientes más temprano", dijo la autora principal del estudio Leslie M. Shaw, PhD, profesora de patología y medicina de laboratorio en Penn Medicine en un comunicado de prensa. "Y ahora hemos demostrado que la medición simultánea de una variedad de proteínas de enfermedades neurodegenerativas es valiosa". Última actualización: 27/8/2013

arrow